El sexo es como el dinero

El sexo es como el dinero

sexo-cerebro

Cuando hablo con personas,  sobre todo en la consulta,  suelo decirles que el sexo es como el dinero y la cara de asombro suele abundar. Aun así,  escuchan con atención esperando a dónde les quiero llevar. 

Quizás tú también tengas curiosidad por este enfoque y descubras tus verdaderas motivaciones sobre el sexo. Y quién sabe,  también sobre el dinero.

Casi todo el mundo quiere esas monedas y esos billetes que tienen un valor pero que por sí solos no sirven para nada.  Lo importante es lo que pueden hacer con esos objetos.  Las personas quieren dinero para sentirse más tranquilas, hacer realidad sus sueños, viajar, comprarse cosas, ser más poderosas, ayudar a familiares, estudiar, etc.  Cada uno tiene sus para qué únicos que les sirve como motor para querer más dinero en sus vidas.  Si observas esas monedas y billetes son solo una herramienta,  un medio para un fin.  Si te fijas también, el dinero en si no es ni bueno ni malo, es neutro. Todo depende del uso que le des.

De la misma forma funciona el sexo, bajo mi punto de vista.  Las personas tienen distintas y particulares motivaciones que les lleva a buscarlo. A menudo con gran desconocimiento de para qué lo quieren y hasta desean con tanta vehemencia.

Decir que el sexo es importante para todos es una generalización que no hace honor a la verdad.  Pues tiene una prioridad y relevancia distinta para cada ser humano.

Muchas personas quieren sexo para desconectar de todo por unos instantes,  otras para sentirse amadas,  otras deseadas.  Las hay que quieren sentir el placer de dar y otras el de recibir. No faltan aquellas que buscan sentirse vivas con la excitación y cada vez son más las que se sienten sanas y plenas gracias a esta actividad física tan placentera y beneficiosa.

El sexo es un medio que aporta diferentes beneficios dependiendo del uso que se le dé y de los para qués de cada persona.

Te invito pues a saltar la dualidad bueno  o malo y profundizar más allá.  Indaga en lo que te aporta el sexo y descubre tus verdaderas motivaciones.  De esta forma podrás libertarte de prejuicios,  sentirte con más poder para elegir en lugar de verte con necesidad y además puede que descubras otras formas diferentes de obtener eso que buscas por otras vías tan maravillosas como la sexual.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *